En este artículo aprenderás qué es una Prueba AB (A/B Testing) y cómo puedes aprovecharla para optimizar tus esfuerzos de marketing digital. Las pruebas ab te servirán para estar siempre refinando tu contenido y estrategia de marketing basándote en datos reales.

Si estás buscando un método para mejorar tus resultados en marketing considerablemente, lee esto de principio a fin 😀

¡Comencemos!

¿Qué es una Prueba A/B?

Las pruebas divididas, comúnmente conocidas como pruebas A / B, Split Testing o A/B Testing, permiten a los especialistas en marketing comparar dos versiones diferentes de algún contenido en Internet, para determinar cuál funciona mejor, con el objetivo de impulsar las conversiones. 

Los especialistas en marketing, vendedores y profesionales de todo el mundo están de acuerdo en que una de las formas más simples de aumentar la tasa de conversión de la landing page posterior al clic también es la más efectiva.

Es por eso que las empresas de todo el mundo asignan cada vez más parte de su presupuesto al método de optimización potente y relativamente sencillo conocido como prueba dividida.

¿Dónde Puedo Aplicar una Prueba AB?

Las pruebas ab se pueden aplicar a anuncios publicitarios, páginas de ventas, títulos, imágenes, o cualquier contenido que publiques. Las posibilidades son infinitas.

Por ejemplo, puedes aplicar una Prueba AB a una Landing Page (Página de Destino) para optimizarla y mejorar su rendimiento. En ese caso, tendrás 2 versiones de la misma página. Una será el “control” (el original) y la otra una “variación”.

¿Qué Programas Puedo Usar para Hacer Pruebas AB?

Esto dependerá exclusivamente de la plataforma que uses y del contenido que quieras probar.

Generalmente, la opción de ab testing se ofrece en muchas plataformas digitales para marketing, como por ejemplo: ClickFunnels, Leadpages, GetResponse, Aweber, etc. 

Si quisieras aplicar esto en algún video de tu canal de YouTube, puedes hacerlo con herramientas como TubeBuddy que incluyen en algunos de sus planes la opción para hacer pruebas ab de distinto tipo. En resumen, son muchos los programas y plataformas que ofrecen la opción de prueba ab, pero esto es relativo a lo que necesites.

Podrás aplicar también pruebas ab en la mayoría de las plataformas de publicidad, como por ejemplo Facebook Ads, Google Adwords, Microsoft Advertising, etc. A estas empresas les interesa que mejores tu rendimiento, y las pruebas ab te ayudará a lograrlo.

¿Para qué Sirve el AB Testing?

La Prueba A/B o A/B Testing es un concepto que te servirá de ayuda en casi todos los escenarios posibles del marketing digital.

Aquí te dejo un video que explica en términos muy simples qué es una Prueba AB:

La Forma Regular de Hacer una Prueba AB (Modificar una Variable a la Vez)

La forma regular y típica de hacer una prueba ab es tomando tu pieza original de contenido y aplicarle un solo cambio. La idea es aislar variables …

De este modo, podrás descubrir exactamente qué cambio es el que produjo los resultados.

Por ejemplo, si tomo un anuncio publicitario que publiqué en Facebook, y luego creo una nueva versión del mismo pero con una imagen diferente, podré saber más tarde cuál de las dos imágenes entrega mejores resultados.

Un Ejemplo de una Prueba AB Común

Veamos un ejemplo de una prueba ab común, en la cual la única diferencia que habrá entre ambas versiones será una sola variable. En este caso cambiaremos el título.

Supongamos que deseas ver si un título diferente generaría un aumento en la tasa de conversión en tu landing page después de recibir un clic. El título original dice:

«Cómo aumentar las ventas de su negocio». 

Y el título de la variación dice:

«Aprenda el método secreto que utilizan los expertos para aumentar las ventas de cualquier negocio».

Después de generar tráfico web para ambas versiones, descubres que la variación produce más conversiones que la original. Dado que solo hay una diferencia entre las 2 páginas, puedes estar seguro de que el título fue el motivo del aumento.

Otra Forma de Hacer una Prueba AB

El principal problema con la forma ideal hacer una prueba AB, solo cambiando un elemento por prueba, es que cada prueba requiere, muchas veces, decenas (a veces cientos) de miles de visitas de tráfico antes de que puedas concluir cuál es la mejor.

Entonces, también hay una forma más práctica de hacerlo. Veamos otro ejemplo:

Deseas aumentar las conversiones en tu Landing page posterior al clic, por lo que realizas los siguientes cambios:

Título de «Cómo aumentar las ventas de su negocio» a «Aprenda el método secreto que utilizan los expertos para aumentar las ventas de cualquier negocio».

PERO, ahora aplicaremos otro cambio adicional:

En el botón de llamada a la acción del formulario de la Landing page «Enviar» a «Muéstrame el secreto».

Un formulario con cuatro campos (nombre, dirección de correo electrónico, número de teléfono, nombre de la empresa) a un formulario con dos campos (nombre, dirección de correo electrónico).

Después de dirigir el tráfico a ambas versiones, descubres que tu nueva variación, con los cambios implementados anteriormente, genera un 8% más de conversiones que la original.

¡Genial!

Pero … espera un poco … no sabes por qué se produjo ese aumento de conversiones. Si hubieras realizado una prueba AB o probado un elemento a la vez, podrías dar una razón con confianza.

Pero, pensándolo bien, ¿realmente te importa?

No Olvides el Objetivo Principal de la Optimización y de la Prueba AB: Aumentar tus Conversiones por sobre Todo

A muchas empresas tampoco les importa. Están interesados ​​en impulsar las conversiones y no les importa por qué o cómo sucede.

Cuando no tienes mucho tiempo, tráfico y personal a tu disposición, o estás haciendo un rediseño importante, «cambiar solo un elemento por prueba» no es un consejo práctico.

Sin embargo, ten en cuenta que ejecutar una prueba dividida no es tan fácil como «hacer un cambio y generar el mismo tráfico en cada página». Hay mucho más, independientemente del método (práctico o preciso) que elijas utilizar.

A/B Testing Ejemplos

A continuación, veremos algunos ejemplos de uso de a/b testing en distintos escenarios del marketing digital:

A/B Testing Ejemplos – Prueba AB en Email Marketing

Las pruebas A / B, en el contexto de email marketing, son el proceso de enviar una variación de tu campaña a un subconjunto de sus suscriptores y una variación diferente a otro subconjunto de suscriptores, con el objetivo final de determinar qué variación de la campaña obtiene los mejores resultados.

Estadísticas en tiempo real

Las pruebas A / B pueden variar en complejidad, y las pruebas A / B simples pueden incluir el envío de varias líneas de asunto para probar cuál genera más aperturas, mientras que las pruebas A / B más avanzadas podrían incluir probar plantillas de correo electrónico completamente diferentes entre sí para ver cuál genera más clics.

Una vez que la prueba haya concluido y se haya encontrado la versión ganadora, automáticamente se enviará la versión ganadora al resto de tu lista.

Las pruebas A / B de sus campañas son una excelente manera de aumentar las tasas de apertura y clics de sus correos electrónicos.

Aquí te dejo un video perfecto para principiantes sobre cómo aplicar pruebas ab en tu estrategia de email marketing:

A/B Testing Ejemplos – Prueba AB en Facebook Ads

Las Pruebas AB en Facebook Ads son fundamentalmente similares a las pruebas AB realizadas en anuncios de de Campañas SEM como en Bing o Google Ads. La simulación revela qué elementos de tu anuncio funcionan mejor para tu público objetivo. Tú creas diferentes estrategias de campaña de la misma oferta y pruebas cuál funciona mejor por dólar de publicidad.

Una prueba AB en Facebook no se limita a los elementos del texto de tu anuncio. Puedes realizar pruebas AB de tu campaña para averiguar qué audiencias son más receptivas a tu mensaje, o qué hora del día o región funciona mejor para tu anuncio. Los ensayos se basan en un análisis estadístico realizado por el algoritmo de Facebook o una herramienta de prueba externa.

¿Por qué Deberías Usar las Pruebas AB en tus Anuncios de Facebook?

Las pruebas AB arrojan luz sobre la optimización necesaria para obtener un mejor rendimiento de tu campaña. Elimina las conjeturas del proceso de marketing al ayudarte a tomar decisiones basadas en datos sobre lo que quieren tus audiencias y lo que les funciona mejor.

Al medir el alcance del impacto que los cambios sutiles tienen en las métricas de tus anuncios, puedes ajustar tu campaña a algo que produzca mejores resultados.

¡Las pruebas A / B muestran el camino hacia tu estrategia ganadora!

A/B Testing en Landing Pages

Uno de los principales lugares donde aplicarás tus Pruebas AB es en tus landing pages, ya que son una parte fundamental de todo tu proceso o embudo de ventas.

Ejemplo de una landing page (página de destino)

La imagen muestra un ejemplo de una Landing Page (landing page) creada en ClickFunnels. Su objetivo es capturar los datos del visitante para eventualmente convertirlo en un cliente. El llamado a la acción es el botón de color naranjo.

Veamos ahora los pasos que debes seguir al realizar una prueba ab en una landing page.

Paso #1: Comienza con una Razón para Hacer la Prueba AB

Como mencioné antes, el motivo de la prueba dividida debe basarse en datos. ¿Los datos de Google Analytics muestran que tus visitantes solo pasan un promedio de 5 segundos en tu página antes de abandonarla? …

Tal vez tu titular y tu imagen destacada deben hacer un mejor trabajo para captar su atención. O tal vez se sientan engañados. Tal vez necesites hacer un mejor trabajo al crear una coincidencia de mensajes entre tu anuncio y la landing page posterior al clic.

Paso #2: Establece qué Estás Tratando de Mejorar

Pregúntate: «¿Qué estoy tratando de mejorar?»

En este caso, podrías hacer una hipótesis: «Después de observar que la sesión promedio de usuario de la landing page posterior al clic es de solo 5 segundos, creo que crear un título más convincente hará que lean el cuerpo del texto y pasen más tiempo en la página, lo que finalmente generará más conversiones «.

A través de las pruebas, podrá aceptar o rechazar esa hipótesis.

Paso #3: Calcula el Tamaño de tu Muestra

Antes de que puedas concluir tu prueba, tendrás que alcanzar algo llamado «significación estadística». El término se refiere al número de visitas que necesitará cada una de tus páginas (control y variación) antes de que puedas estar seguro de tus resultados.

En la mayoría de los campos, incluida la optimización de conversiones, el nivel de importancia comúnmente aceptado es del 95% …

Básicamente, esto significa que, al final de su prueba, hay solo un 5% de probabilidad de que sus resultados se deban al azar. Con un porcentaje de 95%, puedes estar 95% seguro de que el cambio en tu tasa de conversión es el resultado de los cambios que realizaste en tu landing page posterior al clic.

Paso #4: Haz tus Ajustes

Si es el título que estás cambiando, actualízalo. Si tu hipótesis implicaba cambiar la imagen destacada, hazlo.

Asegúrate de que tu landing page original posterior al clic siga siendo la misma. De lo contrario, tu línea de base para la prueba no será precisa.

Paso #5 Elimina Variables de Confusión

Desafortunadamente, tus pruebas no se realizan en el vacío. Eso significa que existe la posibilidad de que un pequeño factor externo afecte enormemente tu prueba, lo que podría resultar en un resultado engañoso.

Asegúrate de que elementos como las fuentes de tráfico y los anuncios de referencia sean los mismos para ambas páginas y que otras variables que podrían afectar tu prueba se eliminen lo mejor que puedas.

Paso #6: Asegúrate de que Todo Funcione Correctamente

Examina todo antes de que se active la prueba. ¿Tu landing page posterior al clic se ve igual en todos los navegadores? ¿Está funcionando tu botón de llamado a la acción? ¿Están funcionando correctamente todos los enlaces de tus anuncios?

Antes de comenzar a publicar algo, es importante realizar un control de calidad en todos los aspectos de tu campaña para asegurarte de que nada amenace la precisión de tus resultados.

Paso #7: Dirige el Tráfico a tus Páginas

Ahora es el momento de dirigir el tráfico a tus páginas. Asegúrate de que, como mencioné antes, el tráfico provenga del mismo lugar (a menos, por supuesto, que estés realizando una prueba dividida de tus fuentes de tráfico o anuncios). Y verifica de dónde viene ese tráfico.

Una vez que hayas elegido tus fuentes de tráfico, sigue ejecutando tu prueba hasta que alcances el tamaño de muestra que identificaste en tus cálculos de prueba previa para ambas páginas (original y de control). Y, si alcanzas ese número en menos de una semana, continúa la prueba.

¿Por qué? …

Porque los días de la semana tienen un impacto significativo en las conversiones. Algunos días tus visitantes serán más receptivos a tus mensajes de marketing que otros.

Si alcanzaste el tamaño de la muestra y ejecutaste la prueba

Durante al menos una semana completa, mientras se tienen en cuenta las variables confusas que podrían envenenar sus datos, es hora de ver los resultados.

Paso #8: Analiza y Optimiza

¿Cómo le fue a tu variación? ¿Tuvo un gran impulso? ¿Uno pequeño? …

Analiza los resultados y quédate con la mejor versión.

No obstante, el hecho de que tu landing page posterior al clic sea mejor que antes, no significa que sea la mejor que podría ser. Siempre hay algo que probar. Ninguna campaña es perfecta.

Si no obtuviste los resultados que esperabas, o en realidad creaste una variación peor que la original, no te estreses. No fallaste. Acabas de descubrir algo que no afecta a las conversiones en tu página. Sigue adelante y sigue probando.

Errores Comunes en Pruebas A/B

Existen algunas prácticas que son muy comunes al empezar a aplicar ab testing en tu contenido. Veamos algunas de ellas:

Niño pequeño lamentando un error cubriendo su rostro

Hacer Pruebas AB Basadas en Otro Tipo de Contenido

Si buscas en Google o YouTube videos sobre pruebas ab encontrarás un sinfín de publicaciones de blog que afirman que un color de botón en particular produce la mayor cantidad de conversiones y que hay una cantidad ideal de campos para usar en tu formulario. Por lo tanto, es natural que intentes implementar estos cambios en tu landing page posterior al clic, porque, si funcionó para ellos, podría funcionar para ti.

Muchos de esos consejos te serán de utilidad, sin lugar a dudas. Excepto que hay un problema. Tu negocio, landing page posterior al clic, oferta, fuente de tráfico web y audiencia no son los mismos que los suyos. Entonces, si estás pensando en probar algo que funcionó para otra persona, piénsalo dos veces.

En su lugar, es mucho mejor tomar ideas de los expertos que vayas encontrando y crear tus propias pruebas dividas ab para probar con tus propios datos. Las herramientas de mapas de calor, el software de análisis y las entrevistas con los clientes son excelentes para identificar dónde se está quedando corta tu página web. A partir de ellas, puedes formular una hipótesis sobre las pruebas que tienen el potencial de impulsar las conversiones.

Seguir las Mejores Prácticas a Ciegas

Por cada artículo y/o video en YouTube que encuentres sobre el color de botón perfecto, o el número ideal de campos de formulario, encontrarás dos que lo refutan.

Muchos dirán que el mejor color para un botón de llamado a la acción es el rojo o el naranjo. Otros te dirán cuál es la mejor fuente para usar en tus textos y qué colores son los que tienen una mayor tasa de conversión. Toda esta información es sumamente útil, pero lo que ocurre es lo siguiente:

Lo que funciona para otra persona puede no funcionar para ti.

Es por eso que todas sus pruebas deben basarse en tus propios datos. En los colores, diseño de tu sitio web, mensaje que transmite, slogan, etc.

No Seguir las Mejores Prácticas en Absoluto

Si bien no debes seguir ciegamente las mejores prácticas, ignorarlas todas puede ser igualmente dañino. Hay algunas verdades universales que se aplican a todas las landing pages posteriores al clic.

Por ejemplo, sería una pérdida de tiempo probar versiones de tu landing page post-clic con y sin navegación, porque ya sabemos que la navegación mata la tasa de conversión al dar a los clientes potenciales numerosas salidas fuera de tu página. Del mismo modo, no probarías un botón de llamada a la acción azul en una página con un fondo azul porque no llamaría tanta atención como lo haría un color de contraste.

Estas son las mejores prácticas de diseño comúnmente aceptadas que, 99 de cada 100 veces, no vale la pena tu tiempo y esfuerzo para probarlas, lo que nos lleva al siguiente error …

Poner a Prueba Cosas que Probablemente No Valgan la Pena

Una vez, Google probó 41 tonos diferentes de azul para determinar cuál tenía el mayor impacto en las conversiones. ¿Podrías tú también? …

Seguramente. ¿Pero lo harías?

Verás, las empresas como Google tienen departamentos completos dedicados a realizar pruebas como esta y los ingresos para respaldarlas, pero, en general, la mayoría de las empresas no lo hacen.

A menos que estés trabajando con recursos similares a los de Google, las pruebas frívolas que intentan determinar el mejor tono de un color son una pérdida de tiempo y dinero para tu empresa. En su lugar, debes centrarte en los grandes cambios que tienen el potencial de tener un gran impacto en tu tasa de conversión, lo que nos lleva al siguiente gran error.

Asumir que las Pruebas Divididas AB Generarán el Mayor Aumento en las Conversiones de Campaña

En realidad, las pruebas divididas ab son solo una parte de la ecuación de conversión y, a veces, no es el método de optimización que generará el mayor aumento.

En ciertas ocasiones, jugar con tu landing page posterior al clic no es lo que te brindará el mayor impulso en las conversiones. A veces, aumentar tu tráfico lo hará. Otras veces, mejorar tus anuncios lo hará.

Lo que quiero decir es que:

Antes de comenzar con las pruebas divididas, asegúrate de que no haya otros agujeros en tu campaña que podrían necesitar algún arreglo.

Bien, ahora que estás al tanto de algunos errores comunes, se honesto contigo mismo acerca de tu preparación para la prueba dividida …

¿Todo lo demás en tu campaña se ve bien?

¡Genial!

No olvides asegurarte esto antes de empezar a usar ab testing en todo tu contenido. Es fácil tentarse y puedes terminar abusando de la práctica, lo cual solo te perjudicará.

Lectura recomendada:

Las Mejores Herramientas para SEO

Conclusiones

Las pruebas ab son una parte clave del proceso de optimización de contenido y del marketing digital en su totalidad. Con ellas, puedes optimizar casi cualquier cosa que publicas. De no usar las pruebas ab, los resultados que tu contenido entrega quedarán estancados.

En caso de que promociones algún producto como afiliado, es de suma importancia aplicar pruebas ab constantemente para probar productos, secuencias de correos, etc.

Compartiendo Conocimiento

¡Felicitaciones!

Has completado nuestro artículo sobre qué es una prueba ab y cómo puedes utilizarla para optimizar tu contenido y esfuerzos de marketing.

¡Cuéntanos en los comentarios de esta publicación cómo llevas a cabo tus pruebas ab y los resultados que te entregan!

¡Comparte este contenido para esparcir el conocimiento!

Lee a continuación: Los Mejores Cursos de Marketing Digital Gratis